sábado, 29 de diciembre de 2012

Los eco-activistas del mañana: responsabilidad de hoy


 
Por Ulises Alcántara Martínez

 El artículo 11, de la Ley 136-03 o (Código para el Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes), consigna lo siguiente: “Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a un medio ambiente sano y a la preservación y disfrute del paisaje. La familia, la comunidad y el Estado deberán garantizar que el ambiente en que se desarrolle el niño, niña y adolescente esté libre de contaminación e impida que ponga en peligro su salud…” 

El mismo artículo, acápite b, manifiesta que el Estado promoverá la educación medioambiental en los NNA. Esta realidad nos lleva a enfatizar en la necesidad de preparar a los niños y niñas de Ocoa para vivir en un ambiente matizado por el pretendido desarrollo de nuestro ecoturismo. Tal y como en la antigua Esparta, donde los guerreros eran preparados desde niños para dominar y destacarse en el arte de la guerra, o tal y como los sucesores de los grandes boxeadores inician desde su mocedad los entrenamientos en el Arte de Fistiana.  

Un Julio Cesar Chavez, Jr., no estaría en la palestra con tanto ímpetu, de no haber iniciado temprano sus entrenamientos.  Pero ¿qué decir entonces del heredero de todos los dones, Floid Maywheather, Jr.?  nacido, criado y pulido en el boxeo, para lograr que hoy su nombre sea  colocado la cúspide.  No bastaría para ellos el trabajo realizado por sus ancestros. Aunque la sólida base creada por estos ayuda, lo cierto es que al final del camino los púgiles deben trillar su propio sendero. 

En el caso particular de la provincia en que habitamos, nada más pertinente que iniciar la educación de nuestros futuros guerreros en nuestra pretendida principal arma de combate con miras hacia el desarrollo. Dentro de 10, 15, 20 años, y más, muchos más, recaerá sobre los hombros de nuestros muchachos la conducción de un proceso que deberá estar ya consolidado, pero que necesitará una constante “pamperización” (perdón por la licencia tomada para españolizar este término). 

En tal sentido en el mes de enero estaremos dando inicio al programa de educación en ecoturismo, para niños, niñas y adolescentes, activos en nuestro sistema escolar. Para tales fines todo está en su fase de preparación, desde literatura apropiada hasta la innovadora y entretenida metodología  apta para edades de hiperactividad.  

Es un interesante proyecto que se convierte en un reto, y que asumiremos en coordinación con las autoridades que sean receptivas al mismo y con organismos interesados en que Ocoa se desarrolle a largo plazo, y que la grandeza de nuestro progreso quede para las generaciones que hoy se levantan. 

Así como la pequeña isla Formosa (Taiwan), las islas de Singapur, y muchos destinos en el mundo cuyo reducido tamaño no fue óbice para su desarrollo, así mismo deberá levantarse en Ocoa una generación que nos lleve lejos, muy lejos, en el campo de las realizaciones. Para que así sea todos debemos hacer hoy “la tarea”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario